“3 anys de guerra”, l’experiència d’Angelita Ferre

Angelita Ferre va nàixer l’any 1930 a Bocairent i quan acabà la guerra se’n vingué a Carcaixent a viure i ací es va quedar. Son pare era un republicà «amb uns ideals molt purs» i per aquest motiu va ser empresonat a la Presó Model de València i afusellat a Paterna. A partir d’açò, Angelita i la seua família van haver de tirar endavant com pogueren i senyalats com a «rojos» per la repressió terrible que el règim franquista va dur a terme.

Hem tingut el plaer d’entrevistar-la i apareixerà la seua història al documental. Ella ha tingut el plaer d’escriure aquest article, que nosaltres hem transcrit, per a contar-nos la seua experiència i la seua opinió sobre el que va viure:

Escrit el 30-03-2017

«Si la guerra del año 1936 fue un cataclismo para los españoles al tener que luchar entre hermanos, no fue menos la dictadura que se vivió durante 40 años, sobre todo para los vencidos, pero es lo que se espera después de un episodio tan doloroso. Los vencedores lo tenían todo al alcance de sus manos; los vencidos carecían de lo más elemental.

Estoy escribiendo a mis 87 años todos los recuerdos que viví en aquella época, aunque por mi temprana edad no podía juzgar todo lo que sucedía, pero con el paso del tiempo he sacado muchas conclusiones de todo lo que me tocó vivir.

En los tres años que duró la contienda Carcagente se vio bastante involucrada ya que había una fábrica donde se trabajaba material bélico, por cuyo motivo fue bombardeada esta ciudad repetidas veces por las fuerzas nacionales. Estos obuses se tiraron con intención de hacer desaparecer esta fábrica, la cual se encontraba cerca de la estación de ferrocarriles, así que cayeron principalmente en la calle de la Misa y en muchas otras. Hubo algún muerto y algunos heridos. Se instaló un refugio en el Asilo para que la gente se resguardara de todos estos horrores.

El sufrimiento de las personas no tenía medida, se iban empobreciendo cada vez más; jornales habían pocos, la comida escaseaba en las tiendas, lo poco que había estaba racionado, el pan parecía serrín, el aceite era de coco, para conseguir jabón se hacían colas inmensas, las personas cogían sillas y esperaban en las colas (esto sucedió bastante para adquirir frutas, patatas, boniatos) y a lo mejor cuando te tocaba el turno el género se había terminado. Por eso al tener que atravesar esta crisis, se empezó a practicar, como en los siglos pasados cuando había poco dinero, el trueque: el que no tenía una cosa la buscaba y la cambiaba por lo que disponía. Algunas personas tuvieron que vender su poco patrimonio para hacer frente a muchas necesidades.

Por todos estos desmanes se creó una carrera, que no necesitaba licenciatura universitaria, nada más con ser un desalmado ya era suficiente para recibir el título de estraperlista. Con esta carrera abundaba tanta gente que pronto podías advertir su oficio, por la fortuna que tenían de malgastar el dinero.

Todo esto fue difícil de vivir pero hubo situaciones más trágicas: cuando por la mañana salías a la calle y escuchabas lo que comentaban los vecinos con voz muy baja « ¡Esta noche ha sido la ‘Pepa’ de paseo! ». Esto quería decir que, para desgracia y pena de muchos, esta furgoneta (llamada ‘la Pepa’) había sacado a los vecinos que no eran republicanos de sus casas, a altas horas de la madrugada, y en campo abierto habían sido fusilados. ¡Cuánta tristeza haber conocido tanta maldad! Las Iglesias no tuvieron mejor suerte y fueron quemadas junto con buenas bibliotecas y grandes valores artísticos.

Se reclutaron cantidad de hombres mayores, llamados la quinta del saco, junto con jóvenes de 18 años, llamados la quinta del biberón, para llevárselos a los frentes de guerra, sobre todo Teruel.

Carcagente tardó mucho tiempo en recuperarse. La guerra se perdió y las fuerzas nacionales se tomaron la venganza por su mano y empezamos a conocer lo que fue una dictadura, que duró 40 años.

Las cárceles se llenaron de gente culpable, cuyos ideales eran el enriquecimiento personal, también se detuvieron otras personas que practicaron su honradez en todo momento. Los fusilamientos eran diarios, las fosas comunes se llenaron la mayoría de hombres cuyos ideales habían sido terminar con la opresión que el capitalismo ahogaba a los pobres.

La gente vivía todo esto con mucho temor, en cambio los vencedores procuraban hacer entender que todo iba perfecto: así se anunciaba por medio de altavoces. Cuando sucedía todo este enaltecimiento, si alguien lo presenciaba tenía que levantar el brazo en señal de respeto a la bandera española, si alguien no lo hacía ya se encargaban de llamarle la atención.

La Guardia Civil se encargaba de velar por el bienestar de sus habitantes y constantemente se detenía a alguien que causara desorden y, a pesar de todo, las calles estaban tranquilas a cualquier hora de la noche; se podía salir a pasear con la seguridad de que todo estaba bien vigilado (no como ahora que, a pesar de estar en el siglo XXI, si eres una persona mayor y no te puedes defender acabas muy mal parada).

Así vivimos el día a día, unos mejores, otros peores, durante 40 años hasta que pudimos asumir que estábamos viviendo una dictadura. Estábamos completamente aislados, nuestras fronteras se cerraron y las nuevas generaciones que iban naciendo aprendieron a vivir tal como los vencedores habían soñado: con una paz relativa por la vigilancia que existía, pero con una opresión personal y con poco porvenir para buscar  nuevos horizontes fuera de nuestras fronteras.

A grandes rasgos, he querido contar cómo vivimos los que nacimos en los primeros años del siglo XX. Conocimos la implantación de la II República, la guerra del 1936 y una dictadura que duró 40 años, a partir del final de la cual conocemos nuestra democracia actual.»

 

 

Angelita Ferre

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s